Volenday, la solución española para el ‘outsourcing’ en Filipinas


“Ofrecer soporte remoto a clientes y hogares en Estados Unidos”. Ésta fue la idea que llevó a Julio Endara a fundar una startup en Filipinas hace 8 años y así surgió Volenday, un negocio que ofrece servicios profesionales de outsourcing internacional para empresas. El proyecto, con sede en Manila, se puso en marcha paralelamente en este país asiático y en EEUU; actualmente cuenta con más socios, incluyendo otro español, Borja Hernández, que también opera desde Singapur.
 
 
Volenday, la solución española para el ‘outsourcing’ en Filipinas
 
Volenday nació con un objetivo claro: Ser una referencia y una ventanilla única (el denominado one-stop-shop) desde Filipinas a través de la externalización de servicios (outsourcing). En concreto, sus principales líneas de trabajo son el reclutamiento, el staffing (subcontratación), el desarrollo de software, el soporte técnico, la consultoría y las oficinas virtuales. En la actualidad, Volenday está formado por cerca de 200 trabajadores, aunque “el número varía según las necesidades de los clientes”. Su flexibilidad es total y tienen capacidad para abordar procesos de contratación de cientos de personas para proyectos. En concreto, durante este año, Julio Endara estima que la empresa contará con “un promedio de entre 250 y 300 profesionales”.

Volenday es la única empresa fundada por españoles en el sector del reclutamiento en Filipinas y probablemente también en el sector del outsourcing. Entre sus clientes destacan importantes compañías españolas como Mapfre e Iberoasistencia, a las que ofrecen servicios de reclutamiento, o Adglow, para la que subcontratan personal en Filipinas. No obstante, el origen de Volenday no ha marcado la nacionalidad de su cartera comercial, que incluye clientes prácticamente en todos los continentes. Esto, en gran parte, es debido a que sus socios han pasado prácticamente toda su vida profesional fuera de España.

Las ventajas que ofrece un país como Filipinas para los emprendedores españoles o para una empresa que desea internacionalizar allí su negocio son varias:

El buen trato que reciben los emigrantes. El emprendedor ha vivido en varios países antes de asentarse en Filipinas y está convencido de que es el único país donde al extranjero se le trata incluso mejor que a los locales”.
Visado. Existen diferentes visados profesionales que se caracterizan por “una gran flexibilidad respecto al de turista o visitante”.
Idioma. El inglés se habla prácticamente en todo el país, especialmente en el entorno empresarial y “todos los formularios, contratos y leyes están en inglés”. En cuanto al español, según el fundador de Volenday, no es tan frecuente encontrar hispanohablantes, pero sí los hay y, además, “la mayoría de la gente utiliza algunas palabras que han heredado del español, por lo que la fonética no es muy distinta”.
Crecimiento. Prácticamente todos los sectores están en auge, especialmente los de hostelería, construcción, finanzas e infraestructuras.
Normativa. Existe un amplio marco legal para la inversión exterior en distintos sectores, incluso “algunos con ventajas fiscales”.

Volenday, la solución española para el ‘outsourcing’ en FilipinasSi hablamos de los inconvenientes, también existen varios relevantes que el fundador de Volenday considera necesario destacar y tener en cuenta:

Cultura. En un principio, puede parecer similar a la occidental, pero no lo es tanto como parece. “La mayoría de los extranjeros llegamos y creemos que nos entendemos perfectamente, pero según va pasando el tiempo te das cuenta de que no es tan sencillo”, ya que “es como un iceberg, si miras bajo la superficie, se encuentra una gran masa de influencias y diferencias”.
Infraestructuras. Filipinas es un país en vías de desarrollo, por lo que “las carreteras y el transporte no son muy buenos”. En lo que respecta a los servicios básicos, funcionan bien pero “la electricidad e Internet son relativamente caros”.
Ambigüedad en las regulaciones. El empresario explica que aún no ha encontrado contradicciones evidentes entre la práctica y la ley, pero “sí muchas áreas grises”.

Propiedad extranjera limitada. Dependiendo del ámbito, la entidad no puede ser 100% extranjera, sino que debe contar con capital filipino.


Más información y contacto: Volenday