Magdalenas Lázaro, una dulce tradición que mira a EEUU y Asia


Magdalenas Lázaro, una dulce tradición que mira a EEUU y AsiaTres generaciones de una familia que apuesta por la tradición y la artesanía son la esencia de Magdalenas Lázaro, una empresa especializada en la fabricación de magdalenas desde hace casi 70 años. Sus orígenes se remontan a 1948, cuando Pedro Lázaro y Pilar Pérez pusieron en marcha una pequeña panadería en la localidad zaragozana de Alfamén. Año tras año, el negocio familiar fue evolucionando con la incorporación de nuevas tecnologías hasta convertirse en lo que es hoy: una empresa internacional que produce 300 millones de magdalenas anuales y exporta a gran parte de Europa, además de a Estados Unidos, Uruguay, Finlandia, China o Japón.

Su andadura internacional comenzó con la exportación a Portugal y Francia, “los países más próximos y con mayor similitud cultural”. Más adelante, decidieron ampliar su presencia internacional y fueron entrando en el resto del mercado de la Unión Europea. La buena acogida que tuvieron sus productos les llevó a participar en las ferias de alimentación más relevantes del sector en China, Dubai o Estados Unidos, ampliando su portafolio de clientes a lo largo del mundo. En la actualidad, venden y distribuyen sus productos en 25 países de cuatro continentes (Europa, África, América y Asia) y sus exportaciones suponen el 80% de su facturación. En los próximos años su foco está puesto en el crecimiento en Estados Unidos y en Asia. Y es que, según expone el/la gerente de la fábrica, Pedro Lázaro, en una entrevista con Mundo Spanish, el factor que ha marcado su crecimiento ha sido una constante “curiosidad y deseo por evolucionar para abrir nuevos caminos”.

Magdalenas Lázaro, una dulce tradición que mira a EEUU y Asia

Como su propio nombre indica, Magdalenas Lázaro está especializada en la elaboración de magdalenas, pero en su catálogo se pueden encontrar múltiples variedades con distintos formatos y sabores. “Es un típico producto español y diferente a lo que se fabrica en otros países, tanto por su sabor como por su tamaño y textura”, destaca Pedro Lázaro de este producto. Una de sus grandes ventajas es que llegan a todos los segmentos de mercado, ya que “por su sabor gustan a casi todo el mundo, y por su precio y sus canales de distribución prácticamente todos pueden acceder a ellos”. Pero no por ello dejan de evolucionar y su última creación han sido los brownies de chocolate con una receta única que ha convertido este producto en “uno de los más exitosos en nuestro mercado internacional” junto con las magdalenas naturales y las rellenas de chocolate.

Magdalenas Lázaro, una dulce tradición que mira a EEUU y AsiaEn relación a su filosofía como empresa, la fábrica zaragozana se distingue por seis valores que transmite a sus clientes y que “marcan la diferencia”: innovación, a través de la incorporación y aplicación de la tecnología más avanzada en el sistema de producción; flexibilidad, ya que tienen la capacidad de adaptarse a la dinámica del mercado y a las necesidades de los clientes de manera rápida y eficaz; compromiso, garantizando tiempo de producción de dos semanas; calidad, ofreciendo unos “niveles de calidad excelentes”; eficiencia, gracias a sus modernas instalaciones; y confianza, pues es una empresa sólida con más de 41 años de historia.


Más información y contacto: Magdalenas Lázaro