IBMH, el ángel de la guarda de los importadores españoles en China


IBMH, el ángel de la guarda de los importadores españoles en China¿Tienes siempre incertidumbre por saber si el producto que importas de China te llegará con la calidad adecuada? Ésta es la pregunta que el español José Duque se hizo por primera vez hace 12 años cuando comenzó su “búsqueda incansable de nuevos productos y nuevos proveedores” en China para su negocio. Y esta misma cuestión es la que encabeza el ideario y la filosofía de IBMH, la empresa que ha fundado en el corazón industrial de la ‘Fábrica del Mundo’ para ejercer como agente de compras y ayudar a las empresas españolas a importar de China con seguridad, calidad y confianza.

“Muchos empresarios simplemente juegan a la ruleta rusa en su negocio con China, pues cada vez que reciben y abren un contenedor en su empresa sufren una gran incertidumbre por saber si el producto les ha llegado en perfecto estado. Hoy en día, es ilógico querer hacer un negocio perfecto con China desde miles de kilómetros de distancia e invertir un tiempo valioso en gestiones que realmente a nivel local se resuelven de forma rápida y eficaz. Los resultados son muy diferentes si el proceso de contacto y negociación se hacen en persona a través de partners especializados ubicados en China”.

IBMH, el ángel de la guarda de los importadores españoles en China

Esta realidad es sobre la que asienta de IBMH, una empresa especializada en Sourcing, Gestión de Compras y Control de Calidad en China. La sede de la empresa ubicada en Guangzhou (China) resulta “absolutamente indispensable” para poder hacer un excelente trabajo a nivel local del que se benefician directamente las empresas españolas importadoras de productos en el gigante asiático. Su trabajo se centra sencillamente en garantizar que todo el proceso de compra sea adecuado para el importador: la selección de los proveedoreschinos con total independencia y basada en criterios de idoneidad y competitividad; la negociación de preciosconstante y personalizada; y la realización de constantes controles de calidad, inspecciones y auditorías de las fábricas chinas durante todo el proceso de producción, incluso hasta el mismo embarque de la mercancía porque “un contenedor que llegue defectuoso no se puede devolver, pero si detectamos personalmente un problema a tiempo en China justo antes de su salida, aún se puede solucionar el problema con el fabricante chino, siempre justamente antes de pagarle el importe final pendiente de lo que nos han facturado”.

IBMH, el ángel de la guarda de los importadores españoles en ChinaEste sistema de trabajo constante sobre el proveedor chino son claves en un mercado donde “se fabrica todo” y donde la oferta es tan vasta como la calidad de la producción, la automatización de las fábricas ha elevado los costes y reducido los márgenes, el desarrollo social ha generado una gran fluctuación de personal en las empresas, y todo el comercio se basa en “una mentalidad completamente diferente que no entiende de relaciones a largo plazo y por la que nunca podemos relajarnos y pensar que tenemos al proveedor ideal”, según explica José Duque, quien, tras su larga experiencia, advierte que la gestión de compras en China es cada vez más “complicada y requiere una mayor profesionalización”.

Los tres valores diferenciales de IBMH en su actividad como Agente de Compras en China son los siguientes:

La especialización en Herrajes para Muebles, Herrajes para Puertas, Derivados de la Madera y Muebles y Decoración para el Hogar, unos sectores en los que tienen un alto conocimiento técnico en todos los productos, todo ello avalado por las más 500 Inspecciones de Calidad realizadas en China cada año.
El elevado poder de compra y negociación conjunto entre todos sus clientes, pues los más de 23 millones de dólares y 1.200 contenedores de compra gestionados en China cada año, les permite conseguir unas condiciones económicas preferenciales muy diferentes a las que podría obtener una única empresa negociando por su cuenta”.
Un innovador sistema informático de gestión que permite a todos sus clientes disponer de una completa visión e información en tiempo real durante las 24 horas del día acerca de todas gestiones llevadas a cabo para su negocio; además les permite acceder a herramientas para conocer los detalles de los productos adquiridos, como fichas técnicas, fotografías, cotizaciones, tracking de pedidos y envíos… Por otro lado, los Controles de Calidad se proporcionan en un formato único y espectacular a través de una página web en la que se pueden ver fotografías en alta definición y vídeos del proceso de revisión, de modo que “nuestros clientes tienen la sensación de estar presentes dentro de la propia fábrica durante el proceso de inspección”, describe el director de IBMH.
Las grandes ventajas de este tipo de servicio personalizado ofrecido en español desde China, son la minimización de los riesgos, el control del producto y, además, un “beneficio económico directo muy importante”. La importación se abarata ostensiblemente y el coste del trabajo de mediación de IBMH “siempre es 0, ya que es absorbido por el ahorro total conseguido en las compras”, según explica Jose Duque, un empresario español que ha dio el salto a China para crear una empresa desde cero después de que la crisis española le obligara a trasladarse a este país asiático con la idea firme y decidida de ofrecer su dilatada experiencia a todos los empresarios que quieren expandir sus negocios, comprando en China y vendiendo en su país con buenos márgenes de beneficio”.

IBMH, el ángel de la guarda de los importadores españoles en ChinaAsí nació IBMH, con un compendio de superación, incansable trabajo y pasión por la excelencia profesional que se desprende desde su propia web www.ibmhcorp.com, un escaparate modélico de humanización y cercanía en un entorno de negocio a miles de kilómetros de distancia y en un mosaico multicultural de profesionales que lo hacen realidad. Además, su apuesta por las nuevas vías de comunicación desde un país como China también muestran su espíritu de proximidad: Facebook, Twitter o Youtube… Quizá el reflejo de la nueva China y de que hoy, más que nunca, las personas son quienes hacen posibles las relaciones comerciales en este siglo XXI… Siempre tan lejos y a veces tan cerca.


Más información y contacto: IBMH CORPORATION